• An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
conjuntohistorico
panoramicas
fotosyvideos
aulainvestigacion
¿Sabías qué?
Sabías qué, el genial pintor sevillano Diego de Velázquez fue llamado a la Corte del rey Felipe IV, por el Conde Duque de Olivares.
Visitas
Visitas [+/-]
Hoy:
Ayer:
Antes de ayer:
301
442
476

-34

Todas las visitas
_______________ 1 198 939
En línea
Tenemos 115 invitados conectado(s)
Monumentos

Capillas

Capilla de Nuestra Señora del Rocío

ermita02
ermita06
ermita04
ermita03

En la Iglesia Parroquial Santa María La Mayor de Las Nieves, existía una Capilla dedicada a los Simpecados, donde se conservaban dos muy valiosos del siglo XVIII.

La Hermandad. de Nuestra Señora del Rocío de Olivares comenzó, en 1934 a dar cultos a un Simpecado de rico tejido blanco y bordado en oro con pintura de la Virgen del Rocío, continuando así esta tradición local que existía en la primitiva Abadía.

Como tal Hermandad surge durante la II República, encauzando la vocación rociera de los olivareños, que desde tiempos antes peregrinaban al santuario marismeño al abrigo de la Hermandad de Umbrete. En 1934 es apadrinada, ante la Hermandad matriz de Almonte, por la de Gines, y el 13 de mayo de 1935 es erigida canónicamente por el Arzobispado de Sevilla.

Con el lugar número dieciocho en el orden de antigüedad, entre las casi ochenta actuales, sigue a la de Dos Hermanas y va por delante de las de Hinojos, Bollullos del Condado, Espartinas, Sanlúcar La Mayor, o la de El Salvador de Sevilla. Para conservar el puesto, no dudó peregrinar durante los años 1936-39 con el Simpecado metido en un camión.

Adquieren su primera casa de hermandad en el Rocío en 1950, sustituida por otra más grande que, construida desinteresadamente por los propios rocieros olivareños en los fines de semana, se concluirá en 1977.

En 1955 se encargan al escultor Antonio Eslava Rubio una imagen de la Virgen del Rocío al perderse la anterior, al incendiarse los vestidos con las llamas de las velas que la alumbraban en la iglesia, salvándose sólo el Pastorcito.

El Simpecado con que en la actualidad acuden los romeros en peregrinación así como la carreta de plata son obra de Eduardo Seco.

La pujanza de la vocación rociera a hecho posible la construcción, de una Capilla-Casa Hermandad en la Avda. del Rocío de la localidad.

De planta octogonal, con una gran cúpula, vidrieras y dos torres, es un hito en todo el Aljarafe hasta el punto de ser la única hermandad en la comarca que tiene imagen y capilla propias.

{button}

 

Capilla de la Vera+Cruz

La Hermandad de la Santa Vera Cruz de Olivares fue fundada el 12 de mayo de 1552 por Don Pedro de Guzmán, I Conde de Olivares y tan sólo unos años después, concretamente en 1560 edifica un hospital con capilla propia, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Antigua, en unos terrenos cedidos por la I Condesa Doña Francisca de Ribera.

A lo largo de tan dilatada existencia la Hermandad pasó por distintas épocas de auge y declive, llegando a arruinarse el hospital y capilla por completo hasta en tres ocasiones, circunstancias en las que se trasladaban las imágenes titulares hasta la cercana Colegiata de Santa María de las Nieves.

Fruto de las distintas reconstrucciones y rehabilitaciones es la actual Capilla de la Vera Cruz. El edificio presenta una sola nave articulada por pilastras y cubierta con una extensa bóveda deprimida. Lo más interesante es la portada exterior hacia la Calle Roelas. Se trata de una portada barroca con arco de medio punto flanqueado por pilastras que sostienen una porción de arquitrabe y un friso con triglifos y metopas decoradas a base de motivos geométricos. Sobre el mismo se dispone el frontón recto aunque movido a base de distintos salientes, en cuyo tímpano se halla embutido un azulejo con la Santa Cruz en color verde, rematándose el conjunto con tres decoraciones bulbosas y una pequeña espadaña en el centro.

Dicha portada podría tratarse de una obra realizada hacia 1774, fecha de inauguración de la capilla tras una serie de reformas, considerándose esta obra cercana a la familia Figueroa, afamados arquitectos barrocos sevillanos por las similitudes que presenta con la portada de acceso al patio de los naranjos de la Colegial del Salvador de Sevilla.

De una considerable calidad artística son las obras que atesora en su interior la Capilla de la Vera Cruz. El retablo mayor de madera dorada y policromada se trata de una recomposición realizada con partes de dos retablos procedentes del extinguido convento franciscano de Castilleja de la Cuesta. De estilo renacentista es el banco, las columnas exteriores y los relieves laterales de santos, mientras de estilo barroco son las columnas salomónicas interiores y el magnífico ático con talla a base de hojas de acanto y el interior con parejas de ángeles abrazados.

En el centro del retablo se encuentra el Cristo de la Salud, crucificado titular de la Hermandad, elegante escultura barroca adquirida en Sevilla en 1774 al pintor José Caro, tal y como se desprende de la documentación encontrada. Le acompañan las imágenes de la Virgen de la Antigua del siglo XIX, atribuida al escultor sevillano Gabriel de Astorga y San Juan Evangelista del escultor Antonio Bidón perteneciente anteriormente a la Hermandad de los Estudiantes de Sevilla. Este calvario se acompaña de dos ángeles ceroferarios genuflexos de tamaño natural, donados recientemente a la Hermandad por un hermano.

También podemos encontrar cercanas al retablo mayor dos hornacinas con las efigies de San Antonio de Padua y Santa Ángela de la Cruz. La imagen de San Antonio procede de la extinguida villa de Heliche, cercana a Olivares, tratándose de una escultura del primer tercio del siglo XVII, mientras Santa Ángela es obra reciente del escultor Ricardo Rivera Vélez que la realizó tras incorporarse la santa como titular de la Hermandad.

Igualmente destaca un Niño Jesús en actitud itinerante atribuido con fundamento al quehacer del ya citado escultor Gabriel de Astorga, así como el Niño Jesús del siglo XVIII de la anterior imagen de la Virgen de la Antigua, que acompaña a la imagen mariana actual cada Corpus Christi.

Procedente de la Colegiata, es Nuestro Padre Jesús atado a la Columna pues se incorporó a la Hermandad tras perder su retablo a favor de la Inmaculada. Se trata de una escultura del siglo XVIII atribuida según la crítica al imaginero Pedro Duque Cornejo. Posee la Hermandad otro crucificado traído desde Heliche, pudiendo clasificarse como obra anónima sevillana en torno al último cuarto del XVI y principios del XVII.

A la entrada de la capilla se conserva un conjunto de cuatro lienzos que representa a los santos hermanos San Leandro, San Isidoro, San Fulgencio y Santa Florentina, ataviados como santos benedictinos, pues proceden del altar mayor de la parroquia de San Benito de Heliche. Recientemente se ha descubierto que son lienzos que fueron encargados en Sevilla en 1736 por parte de miembros del cabildo catedralicio, atribuyéndose su ejecución al pintor sevillano Domingo Martínez.

También procedente de la villa de Heliche se conserva un lienzo anónimo de escuela sevillana que representa la Piedad con un ángel que se puede fechar en torno al primer cuarto del siglo XVII.


{button}


 
English French German Italian Portuguese Spanish
Redes Sociales
Facebook
Suscripción
Reciba nuestras noticias en su correo electrónico

M. Barroco 2013
Videos
Música Antigua 2012
Olivares en red
facebook
rss

piedepagina